Skip to content

¿Tienes hambre?

by en 28/07/2009

A continuación os proponemos una serie de comidas (bueno, realmente son Sistemas Operativos) que publicaron en Geekk:

Si Windows fuera comida sería comida rápida:
-Es fácil de conseguir
-Las condiciones higiénicas y sanitarias de preparación (seguridad) son dudosas.


-La publicidad sobre el producto raramente refleja el producto real (prometen mucho más de lo que el comprador recibe al adquirirla).
-Si algún plato te desagradó, estaba mal preparado y te sentó mal, no te explicarán qué pasó. Te dirán que en el nuevo menú de la carta ya no existe tal problema.

Si Mac fuera comida sería comida Gourmet:
-Es cara.
-El usuario no puede aderezar libremente la comida. Tiene que comerla como se la sirven y si cuestiona el sabor, generalmente se le tachará de tener mal gusto.
-Mucha gente la come no porque crea que es más sabrosa, sino porque al hacerlo aparenta ser un entendido culinario frente a sus amigos.
-Si algún plato te desagradó, estaba mal preparado o te sentó mal, no te explicarán qué pasó, aunque te regalarán un descuento para tu próxima comida.

Si Linux fuera comida sería comida casera:
-Siempre estuvo ahí, no se inventó por negocio, sino por necesidad y por placer.
-Se ajusta a todos los bolsillos, puede ser barata, cara o incluso gratuita.
-Los utensilios y productos que necesitarás para prepararla están disponibles en cualquier tienda, o incluso puedes utilizar utensilios caseros y antiguos que tengas en casa.
-Una vez que la tienes servida en tu plato, lista para comerla, te darás cuenta que nada de lo que puedas comprar por ahí se compara con tu propia comida casera, preparada a tu gusto.

Bueno, sólo tengo una cosa que decir:
¡BIENVENID@S AL CLUB DEL GOURMET!

Vía: Geekk

Anuncios
One Comment
  1. Marc permalink

    Un apunte sobre linux:

    Te ponen delante un plato con una hamburguesa consistente en:

    a) dos rebanadas de pan
    b) la pieza de carne

    Al otro lado del salón hay un buffette libre con mil tipos distintos de queso, mil tipos distintos de lechuga, mil tipos distintos de bacon… etc, pero casi ninguno de ellos encaja perfectamente con el tamaño de las rebanadas de pan.

    Afortunadamente, también hay un completo equipo de cuchillos, tijeras y bisturís en la mesa de al lado y un señor muy amable dispuesto a enseñarte cómo usarlos. Por desgracia, este señor tan amable está siendo agredido a puñetazos por otro enfundado en un traje de nazareno con las siglas UTC en el cucurucho que lleva en la cabeza.

    Al final tardas dos horas en preparar una hamburguesa a tu gusto, pero cuando te la vas a comer descubres que han sacado una versión nueva de la hamburguesa, con lo que la tiras, te pasas a la mesa de “Hamburguesa 2.3” (consistente en dos rebanadas de pan y un trozo de carne, aunque ligeramente distintas) y vuelves a empezar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: